La gestión moderna de compras y abastecimiento debe contar con un modelo que genere una planificación y control flexible de la producción considerando acertadamente las variables fluyen en los procesos productivos y su logística, lo cual hace viable la permanencia en el mercado de los productos ofrecidos al brindar mayor calidad, menor costo y satisfacción creciente hacia los clientes, contando con un personal gerencial del área de compras que utilice las técnicas avanzadas de gestión que demanda la competencia y la interdependencia global de los mercados.